5 maneras de utilizar menos bolsas de plástico

como utilizar menos bolsas de basura

Las bolsas de plástico son uno de los productos de usar y tirar más populares en el mundo. Sin embargo, también son uno de los residuos sólidos urbanos más peligrosos para el medio ambiente. No solo porque su creación o incineración libera tóxicos como dioxinas y cianuro; sino porque gran parte de ellas terminan en el suelo o el mar. Ocasionando que algunos animales sean atrapados en ellas o las ingieren creyendo que son comida.

¿Cómo utilizar menos bolsas de plástico?

Pon en práctica al menos una de estas cinco prácticas:

  1. Lleva tu propia bolsa. Probablemente eres de las personas que no compra bolsas de plástico, pero, invariablemente, terminas con alguna en tus manos. ¿Sabes en dónde la adquiriste? La mejor manera para usar menos bolsas de plástico es aceptar menos de ellas. Haz una lista de los lugares a los que acudes y en los que probablemente necesitarás una bolsa (por ejemplo cuando vas al súper mercado) e identifica el tamaño o la cantidad de bolsa reutilizables (de tela o papel) que debes llevar contigo.
  2. Utiliza empaques que ya tengas en casa. En la mayoría de los casos, cuando adquieres algún tipo de producto éste vendrá en un empaque. Las cajas o bolsas donde vienen los alimentos congelados, las galletas o cereales; pueden ser reutilizadas como contenedores de basura en lugar de una bolsa.
  3. Remplaza las bolsas de plástico en los botes de basura por bolsas de papel. Para los lugares de la casa en donde necesites utilizar bolsas para los botes de basura como el baño, puedes utilizar las hojas de periódicos viejos, revistas, catálogos o cualquier tipo de papel que tengas a tu disposición. Para deshacerte de los desechos sólidos pesados y húmedos como las cascaras de fruta tal vez quieras considerar la idea de tener un espacio para realizar composta.

  1. Reutiliza las bolsas de plástico. Si, por cualquier motivo, terminas con una bolsa de plástico en tus manos no la tires sin más. Vuelve a utilizarla tanto como te sea posible para transportar objetos o almacenarlos. Aún estarás utilizando una bolsa de plástico, pero podrás asegurarte de sacarle el máximo a su vida útil.
  2. Utiliza un recogedor para levantar el excremento de tu perro. Si sales de paseo con tu mascota seguramente llevas contigo un paquete de bolsas pequeñas para levantar sus desechos. En estos casos, lo mejor es llevar contigo una pala o recogedor para levantar el excremento y tirarlo directamente en el contenedor más cercano.

En un principio puede resultar un poco complicado y laborioso deshacerte de las bolsas de plástico, pero con voluntad y constancia poco a poco te acostumbrarás a consumir menos bolsas de plástico.

Si quieres reducir tu consumo general de plástico también podrías renunciar a algunos productos que, al igual que las bolsas de plástico, pueden sustituirse por objetos reusables y son altamente contaminantes como los popotes (pajitas o sorbetes), botellas de plástico o cubiertos, y renuncia a ingerir alimentos precocinados que vienen en platos y vasos desechables. Recuerda que disfrutar de una comida elaborada en casa, nutritiva y libre de conservadores, no solo te va a ayudar a ahorrar, también te va a permitir tener una vida más saludable.

Selene Santes
Selene Santes
Soy economista, abogada y escritora de literatura de ficción y académica. Me gusta pasar el tiempo con los dieciocho integrantes de mi familia, que incluye dos gatos y doce perros. Puedes seguirme en @lunash donde twitteo sobre política y mis comics favoritos o conocer más de mi día a día en Instagram.