Cómo saber si estás violando la Ley anti-spam

buzon para correo

Cuando comienzas un negocio lo haces con muchas ilusiones, pensando que tendrás que trabajar mucho, pero con la certeza de que al final tu esfuerzo valdrá la pena. Sabes que cada acción de publicidad, por pequeña que sea, será un paso más al éxito, por lo que eventualmente en tu plan de promoción incluirás la creación de una que otra lista de correo con el objetivo de enviarles un newsletter a los interesados en tus productos o servicios.

Si ya te encuentras en este paso ¡felicidades!, vas por buen camino, pero no te descuides y no permitas que los detalles legales se conviertan en una piedra en tu camino. A continuación te compartimos aquellos requisitos legales con los que debes cumplir cuando creas tu campaña de e-mail marketing y envías tu primer newsletter a tus listas de correo.

Ley CAN-SPAM (CAN-SPAM Act, Estados Unidos)

via GIPHY

Esta ley aplica a todo mensaje creado para la promoción de un producto, servicio o contenido en páginas web comerciales, sin importar si el mensaje está dirigido a personas físicas o a morales. A continuación puedes ver los requerimientos principales:

  1. No usar información falsa o con la intención de hacer caer en el error. Las direcciones del usuario que envía, al que se debe responder y la información de enrutamiento deben estar incluidos en el mensaje. En las direcciones debe ser muy claro quién o qué empresa envió el mensaje.
  2. No uses asuntos para confundir a los usuarios. La línea del asunto debe reflejar lo que el receptor encontrará en el cuerpo del mensaje una vez que abra el correo.
  3. Haz notar que el mensaje es publicidad. En algún lugar del texto debes explicar de manera visible que el mensaje tiene propósitos publicitarios.
  4. Ubicación física del emisor. Incluye una dirección comercial válida dentro de los Estados Unidos.
  5. Ofrece la opción a los receptores de darse de baja. El mensaje debe incluir una opción con un texto claro y fácil de ver para la mayoría de los usuarios, que describa cómo el usuario puede evitar continuar recibiendo este tipo de mensajes.
  6. Eres responsable de las actividades de otros a tu nombre. Si contratas a una empresa para manejar tu campaña de email marketing y ésta incurre en una violación, tanto la empresa tercera como tú son legalmente responsables de la violación a la Ley. Lo mismo aplica si incluyes un botón de “enviar a un amigo” a cambio de dinero, cupones, descuentos, etc.
  7. Advertencia de material explícito. Si tienes alguna empresa que maneja productos como juguetes para adultos o similares, en tu mensaje debes especificar en la línea del asunto que el mensaje incluye material sexual explícito (SEXUALLY-EXPLICIT) y una vez que el mensaje sea abierto lo único que el usuario debe ver al inicio del mensaje es esta misma notificación sin imágenes.

Las multas por hacer caso omiso a la Ley CAN-SPAM se aplican por cada regla violada, por lo que el monto total de la multa por correo enviado puede variar.

Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas (Directiva 2002/58/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, Europa)

via GIPHY

Esta directiva aborda diversos temas respecto a lo que podría considerarse como comunicación no solicitada. Hablando específicamente sobre el correo spam, establece que:

  1. Los mensajes solo deben enviarse a quien otorgue su consentimiento para recibirlos. Sólo podrán enviar correos electrónicos con fines de venta directa a aquellos que previamente hayan otorgado su consentimiento para recibirlos a quien los está enviando.
  2. La información en los mensajes debe ser clara. Si una persona ha otorgado su consentimiento para recibir correo con venta directa de productos o servicios de características similares, la información que reciba debe ser clara, sin cargo alguno y de manera sencilla.
  3. Los mensajes deben incluir una opción para darse de baja de la lista. Cada correo debe mostrar una opción para que la persona que recibe el mensaje retire su consentimiento y pueda dejar de recibir correos promocionales.
  4. La identidad del remitente debe ser clara. Se prohíbe el envío de mensajes electrónicos con fines de venta directa en los que se disimule u oculte la identidad del remitente.

Adicionalmente a las anteriores, cada país dentro de la Unión Europea tiene la facultad para aplicar sus propias disposiciones.

Ley Federal de Protección al Consumidor (México)

via GIPHY

La Ley Federal de Protección al Consumidor no define los lineamientos sobre cómo o qué debe incluir un correo electrónico para ser considerado spam y la empresa acreedora de una multa, sin embargo sí regula las relaciones entre proveedores y consumidores a través de medios electrónicos como el correo electrónico. Son las siguientes:

  1. No se puede compartir información de correos con terceros sin autorización previa. El proveedor no puede difundir ni transmitir información confidencial a otros proveedores sin autorización.
  2. Ubicación física y de contacto del emisor. El proveedor deberá proporcionar al consumidor su domicilio físico, números de teléfono y otros medios para que pueda presentar una reclamación o solicitar aclaración.
  3. La información en los mensajes debe ser clara. El proveedor debe evitar prácticas comerciales engañosas o poco claras sobre los servicios o productos ofrecidos.
  4. No se deben incluir gastos ocultos. El proveedor debe poner a disposición del cliente términos, condiciones, costos, cargos adicionales, formas de pago y servicios ofrecidos.
  5. Los mensajes deben incluir una opción para darse de baja de la lista. El proveedor debe respetar la decisión de cuánto, qué y cómo recibir o no avisos comerciales.

Como puedes observar, la mayoría de las leyes relativas al spam incluyen lineamientos similares que son relativamente sencillos de seguir. Así que ahora que ya conoces las reglas, aplícalas y olvídate de las multas o clientes ofendidos.

¡No conviertas tu negocio en esa empresa spammer que todos odian!

¿Quieres compartir información con nosotros respecto a los lineamientos en tu país? Hazlo en la sección de comentarios.

 

Selene Santes
Selene Santes
Soy economista, abogada y escritora de literatura de ficción y académica. Me gusta pasar el tiempo con los dieciocho integrantes de mi familia, que incluye dos gatos y doce perros. Puedes seguirme en @lunash donde twitteo sobre política y mis comics favoritos o conocer más de mi día a día en Instagram.