Cómo hidratar la piel en invierno


Nos encontramos en la cúspide del invierno y estamos seguros que a estas alturas no la estás pasando bien en cuestiones dermatológicas. Irritaciones, resequedad extrema, acné… son algunos de los principales problemas que la falta de hidratación en la piel por las bajas temperaturas puede ocasionar.

Sin importar que tu piel sea mixta, grasa o extraseca, es indispensable estar siempre hidratados para evitar complicaciones más severas. Así que si no sabes qué pasos seguir, aquí te compartimos unos tips que te serán de gran utilidad  de acuerdo a tu tipo de piel.

Mantén la piel limpia

En cualquier temporada todo tipo de rostro debe ser lavado dos veces al día: mañana y noche. Recuerda que tu cara se mantiene expuesta a todas las toxinas que concentra el aire y si además le agregas maquillaje, diariamente adquieres una gran cantidad de bacterias que debes eliminar.

Utiliza un limpiador de textura suave que no sea tan agresivo para que no elimine la hidratación que produce tu piel de manera natural. Marcas como Avene, Clinique y la Roche Posay ofrecen una gran gama de productos especializados tanto en pieles atópicas como grasas, excelentes para usar en estos días invernales.

Humecta la piel

Si sufres de piel seca seguro que tienes muy presente que esta temporada es la más difícil del año. En invierno los casos de eczema y psoriasis son muy frecuentes, por lo que es recomendable tener a la mano más que la crema diaria para humectar la piel.

Un suero, tónico facial o primer que contenga aceites naturales o manteca de karité te protegerá de cualquier daño. Además, puedes usar mascarillas que te ayuden a rehidratar la piel para un aspecto más saludable.

En caso de tener la piel mixta o grasa, créenos, es básico seguir este paso. La mayoría de las causas por las que la gente llega a producir más grasa de lo normal es porque no tienen una rutina de cuidado adecuada y consideran que el hidratar no es ineludible para ellos.

La realidad es que, si te lavas la cara con productos que eliminan el exceso de grasa, estás eliminando los aceites naturales que produce tu piel para mantenerse hidratada y, ante esa pérdida, producirá más de lo que necesitas.

Entonces ¿qué hay que hacer?  Comprar productos para hidratación que correspondan a tu tipo de piel y utilizarlos diariamente. Las mismas marcas que te venden limpiadores y exfoliantes intensos, también te ofrecen cremas para mantener la piel sana y controlar la producción de sebo.

Protégete de los rayos UVA

Usar bloqueador solar es imprescindible todos los días del año. Pese a que esté nublado, los rayos UVA siguen presente y si no proteges tu piel adecuadamente ante sus efectos, estás propenso a enfermedades fatales como el cáncer.

Los bloqueadores suelen tener una textura espesa a diferencia de muchas cremas, pero no por ello debes dejar de usarlos. La Roche Posay cuenta con un bloqueador que te brinda un acabado mate y además puedes encontrarlo con color y así saltarte la base a la hora del maquillaje. Ten siempre presente que necesitas un bloqueador específicamente para la cara y otro para el cuerpo.

Protege y estabiliza las zonas dañadas

Si alguna zona de tu rostro o cuerpo ya presenta daños, focalízate en ella para repararla. Utiliza cremas especiales para casos de eczemas, enrojecimientos, acné, inflamaciones, etc., que te ayuden a aliviar las molestias que pueden generar.

Convierte esta rutina en un hábito y verás que en el transcurso de los días tendrás una piel radiante sin importar las bajas temperaturas.

Leady Álvarado
Leady Álvarado
Escribo sobre temas relacionados a los medios digitales, soy altamente animalista, fan de los roedores y de la cultura oriental. Puedes seguirme en @lamargura y flamingo_pride

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *